Reprogramación de la Unidad de Control Electrónico

Chiptining para turismos, vehículos industriales y maquinaria agrícola

¿QUÉ ES ECU, UNIDAD DE CONTROL ELECTRÓNICO DE MOTOR?

Actualmente todos los vehículos que podemos encontrar en nuestras carreteras, coches, furgonetas, camiones e incluso tractores, gestionan sus motores gracias a una Unidad de Control Electrónico de Motor (ECU). Esta unidad de control incorpora un microprocesador que recupera información de los sensores distribuidos por todo el motor de nuestro vehículo para posteriormente procesarla, podríamos decir que la ECU actúa como el cerebro de nuestro vehículo, indicando al motor como debe actuar en cada momento.

En base a la información recogida por sensores tales como la temperatura del motor, el ángulo del pedal del acelerador, el contenido de oxígeno en los gases quemados, o muchos otros parámetros, la Unidad de Control Electrónico de Motor (ECU) determina la cantidad correcta de combustible que debe proporcionar a los cilindros, la presión y el tiempo de inyección correcto, presión de turbo (en motores sobrealimentados) o el control de las emisiones contaminantes, entre otros.

¿QUÉ ES LA REPROGRAMACIÓN DE UNA ECU Y PORQUE HACERLO?

Cuando un fabricante desarrolla un nuevo modelo de automóvil, vehículo industrial o agrícola, ha de tener en cuenta las condiciones a las que será sometido en todos los países en los que va a ser comercializado, combustibles de mayor o menor calidad, diferencias de clima y temperatura, diferencias de altitud o incluso las diferentes normativas en política de emisión de gases contaminantes, más o menos restrictivas dependiendo de cada uno de los países.

Teniendo en cuenta todos estos factores, los fabricantes estandarizan las cartografías o mapas de las unidades gestión de control electrónico de motor (ECU’s) para conseguir que sus motores funciones correctamente en todos sus vehículos independientemente de donde deban ser comercializados, esto que supone una gran ventaja para los fabricantes de automóviles, supone por lo contrario, un desventaja para los usuarios, ya que debido a las concesiones necesarias para para estandarizar su producción, no permite obtener todo el potencial del motor de nuestro vehículo, que se conseguiría desarrollando un programa o mapa para cada uno de los distintos países en lo que ha de ser comercializado, ofreciendo así, una mejora en el  rendimiento junto con la máxima eficiencia de consumos y emisiones.

El “remapping” o reprogramación de la Unidad de Control Electrónico (ECU) permite corregir este handicap, ofreciendo la posibilidad de personalizar la programación de los mapas estándar cargados por el fabricante y adaptarlos a las necesidades de cada cliente.

La reprogramación de la Unidad de Control (ECU) toma como base una lectura de la cartografía original cargada en el microprocesador del vehículo, una vez extraída la cartografía original se procede al ajuste de diversos parámetros en el mapa tales como el Caudal de los inyectores, presión de inyección, limitadores de par, presión de la sobrealimentación (en motores turbo), y en motores gasolina el avance del encendido o los valores lambda entre otros, este proceso permite conseguir el rendimiento para el cual fue diseñado el motor.

Este es un proceso totalmente seguro, ya que su objetivo es que el motor ofrezca el rendimiento para el cual fue diseñado. De esta forma, cada vehículo tendrá su propio mapa, único y ajustado con precisión las necesidades de cada cliente, ofreciendo una mejora de potencia y par motor, a la vez que una reducción de consumo y emisiones en la mayoría de las ocasiones.

BENEFICIOS DE LA REPROGRAMACIÓN DE ECU’S

La reprogramación de la Unidad de Control Electrónico no sólo mejorará la potencia y el par motor, también permite perfilar la respuesta del acelerador y ampliar la gama de potencia, esto permite una entrega de potencia mucho más flexible y lineal y proporcionara una experiencia conducción totalmente nueva.

Otra de las principales ventajas de la reprogramación se traduce en una reducción en el consumo de combustible. Con un extra de par motor, especialmente en la de la gama baja y media de revoluciones, verá un ahorro de combustible ya que se requiere un menor trabajo del pedal de aceleración para mantener las mismas velocidades en autopistas o autovías; la mejora del par motor permite conducir con desarrollos más largos  a la misma velocidad o incluso a velocidades más bajas, así como ayudar significativamente la respuesta del motor cuando el vehículo circula completamente cargado, enganchado a un remolque o en pendientes pronunciadas.

MOTORES TURBO ALIMENTADOS GASOLINA O DIÉSEL

Los motores turbo alimentados de gasolina siempre han sido considerados como buque insignia de la deportividad, ofrecen cifras mucho más altas de potencia y par frente a los motores atmosféricos de misma cilindrada y por lo general equipan a los modelos más emblemáticos de cada fabricante. Actualmente en muchos de los modelos turbo alimentados del mercado podemos encontrar 2 o incluso 3 turbos, uno para cada régimen de vueltas.

Otra de las tendencias seguida por todos los fabricantes de la industria del automóvil es la incorporación de  la mecánica turbo a sus motores de más baja cilindrada, ofreciendo así, motores con unas buenas prestaciones, consumos muy ajustados y un volumen de emisiones inferior a las mecánicas Diésel.

Par finalizar, los motores Turbo Diésel ofrecen un potencial fantástico, fiabilidad, durabilidad y bajo consumo son argumentos suficientes para los profesionales del transporte, o aquellos usuarios que dependen de su vehículo a diario.

Todas estas mecánicas son candidatas ideales para la reprogramación de la unidad de Control Electrónica de Motor, después de una optimización del software su vehículo ofrecerá:

Mayor potencia
El aumento del par motor
Mejor respuesta del acelerador
Entrega de potencia más suave y lineal
Adelantamientos más seguros
A

MOTORES DE GASOLINA ATMOSFÉRICOS

Mediante una cuidadosa reprogramación de diversos parámetros de la Unidad de Control Electrónico (ECU) los motores de gasolina atmosféricos también pueden beneficiarse de un aumento de potencia y par motor del 10-15%.

En mucho casos la instalación de piezas “after market” diseñadas para la mejora del rendimiento de estos motores tales filtros de aire, colectores de escape, etc., requieren de una reprogramación precisa de la ECU para disfrutar totalmente de los beneficios que aportan.

AHORRO DE COMBUSTIBLE CON LAS REPROGRAMACIONES ECO PERFORMANCE

Pensadas para los clientes que buscan una mejor cifra de consumo de sus vehículos sin pérdida de potencia, nuestra gama de reprogramaciones “ECO Performance” están especialmente diseñada para obtener una mejora en el consumo y las emisiones.

Esta gama de reprogramaciones se centra en la ganancia de par motor en la gama baja y media de revoluciones, consiguiendo ampliar la banda de potencia útil del motor, como consecuencia de este aumento del par motor en la gama baja y media, el vehículo necesitara una menor entrada de pedal de aceleración para mantener la misma velocidad de crucero, será más cómodo en marchas largas o a velocidades lentas y en general se requerirán menos cambios de velocidad.

Si a estos factores le sumamos un ajuste en el estilo de conducción, podemos obtener una mejora de consumo muy significativa, que pueden llegar a ser de hasta un 20% en los motores turbo diésel, gracias a la posibilidad de circular utilizando una mayor potencia útil en la gama baja y media del motor.

¿QUÉ SE MODIFICA EN EL VEHÍCULO?

En Baldo Motorsport no cambiamos o añadimos ningún hardware adicional a su vehículo, simplemente optimizamos los parámetros de funcionamiento cargados en la Unidad de Control Electrónico del Motor.

Con el fin de efectuar la lectura de las cartografías, se accede a la ECU a través de la toma de diagnóstico de a bordo (OBD), en el caso de las centralitas equipadas por algunos de los modelos más modernos del mercado, a las que no es posible acceder a la información  a través de la toma de diagnóstico, se debe retirar la ECU del vehículo y se procede a la lectura de la información en nuestro laboratorio.

Una vez efectuada la lectura de la cartografía original, esta información se procesa y parametriza para conseguir los resultados solicitados por el cliente, consiguiendo una mejora en el rendimiento del motor y la máxima eficiencia de consumos y emisiones.

El proceso finaliza con la escritura da la nueva cartografía en la ECU y en el caso de haber sido necesario la reinstalación de la Unidad de Control Electrónico de nuevo en el vehículo.

Es muy importante destacar que este proceso es totalmente reversible, gracias a la conservación de los archivos originales por tiempo indefinido en nuestros servidores y que en ningún caso se modifican códigos de homologación, números de serie o cualquier otro dato significativo de los vehículos optimizados.

 
Solicitud de información

Por favor, introduzca sus datos personales y la consulta que desea realizar. Esta información será recibida a través de e-mail, para que pueda ser atendida adecuadamente.


He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad